¿Es necesario contratar un seguro de viaje?

¿Es necesario contratar un seguro de viaje? La respuesta es SÍ, y en este post vamos a explicarte por qué. Sigue leyendo y no pierdas detalle…

¿Por qué contratar un seguro de viaje?

Viajar implica riesgos. Y si no estás bien cubierto, cualquier percance puede arruinarte las vacaciones. Como dice el refrán: Más vale prevenir que curar

Hay muchos razones por las que contratar un seguro cuando viajas, aquí tienes unas cuantas…

Viaja con un seguro y dedícate solo a disfrutar de la aventura

En algunos países te obligarán

En estos casos no hay discusión posible. Sin seguro, no hay viaje. Por ejemplo, para entrar en Cuba, es imprescindible acreditar un seguro que cubra al menos los gastos médicos, de asistencia y de repatriación en caso de fallecimiento. 

Y en países como Rusia, Ucrania o Argelia, todavía van más allá. No tendrás tu visado si antes no has contratado un seguro de viaje.. 

Te sentirás más protegido en todo momento

Saber que pase lo que pase tendrás algo a lo que acogerte. La tranquilidad de sentirse protegido no tiene precio. La mayoría de seguros de viaje ofrecen asistencia 24 horas, así que ante cualquier duda o imprevisto te atenderán y te sacarán del apuro.

Imagina que pierdes el pasaporte, con lo que eso supone. Sin un seguro tendrías que encargarte tu [email protected] de hacer todo los trámites, sin ayuda de nadie. Lo que significa perder muchísimo tiempo de tu viaje.

Recibirás asistencia médica

Si viajas por Europa y eres ciudadano europeo, te atenderán sin coste alguno con la Tarjeta Sanitaria Europea. Pero imagina que viajas al sudeste asiático. Allí la sanidad es privada, y no es precisamente barata. Con un seguro de viaje serás atendido en los mejores centros médicos.

Además, tendrás acceso a los medicamentos que puedas necesitar de un modo más rápido y sencillo. En algunos países no venden según que medicamentos, así que es importante saber que podrás contar con ellos.

Ahorrarás dinero

Estarás pensando… ¿Cómo voy a ahorrar si tengo que pagar por un seguro? Pues es así. Si por lo que sea necesitas de asistencia sanitaria y no estás [email protected], dependiendo del país en el que te encuentres, acabarás pagando más de lo que vale un seguro.

Pero hay más. También puedes salir ganando si algún medio de transporte que hayas contratado se retrasa o se cancela. Con un seguro no te quedarás tirado.

No perderás tiempo

Sobre todo si tienes algún percance con trámites de por medio. La burocracia es lenta y compleja. Se agradece una ayuda en ese tipo de situaciones. Y si es la primera vez que viajas al extranjero, todavía con más razón.

En el caso de que tu equipaje se pierda por el camino o se retrase unos días, la aseguradora te cubre los gastos mínimos para que al menos puedas comprar algo de ropa. Imagínate el cabreo de llegar a tu destino, sin tu maleta, tener que esperar unos días para recuperarla (si es que no la han perdido) y tener que pagar de tu bolsillo ropa nueva. Y luego, reclamar para que te indemnicen. ¡No vale la pena!

Busca tu seguro de viaje y preocúpate solo de disfrutar…

¿Qué debería de tener un buen seguro de viaje?

Puestos a pagar por un seguro de viaje, que sea de los mejores. No hay tanta diferencia entre unos y otros en cuanto a coste. ¡Atento! Esto es lo que debería tener un buen seguro de viaje…

Adaptabilidad

No es lo mismo viajar a la selva amazónica que a Praga. Cada destino tiene sus particularidades, por lo tanto, el seguro de viaje tiene que ser diferente para cada destino. En lo primero que tienes que fijarte al contratar un seguro de viaje es que se adapte al lugar al que vas a ir.

Si viajas a Estados Unidos, donde la sanidad es privada (y muy cara), necesitarás un seguro que cubra este tipo de gastos. En cambio, si vas a hacer escalada a los Alpes, tendrás que contratar un seguro de viaje que cubra accidentes y rescates mientras prácticas deporte.

La cosa está en tener muy claro qué tipo de viaje vas a hacer y dónde para escoger el seguro que más se adapte a tus necesidades.

Posibilidad de cancelación

Normalmente no suele pasar, pero imagínate que te surge algún impedimento y finalmente no puedes hacer ese viaje. Si no has contratado ningún seguro con cancelación, perderás todo el dinero que has invertido.

En viajes muy costosos es importante que el seguro tenga una cláusula de cancelación

Hay seguros que ofrecen cláusulas de cancelación (con límites) para poder recuperar parte de la inversión del viaje. Así te curas en salud por si pasa cualquier cosa. Nosotros recomendamos este tipo de seguros cuando el viaje es muy costoso. Es cuando verdaderamente sale a cuenta.

Una cantidad mínima de gastos cubiertos

Todos los seguros tienen una cantidad mínima de gastos cubiertos, pero también una máxima. Contra más alto sea el límite, más caro será el seguro (y viceversa). Así que asegúrate de tener un límite alto de cobertura en aquello que más te interese.

Si por ejemplo viajas a un destino en el que la sanidad es muy cara, te convendrá que el seguro te cubra un coste mayor. De lo contrario, tendrías que abonar la diferencia.

Un seguro para la práctica de actividad deportiva

Si vas a hacer algún tipo de actividad deportiva de “riesgo” en tus vacaciones, tu seguro debería de incluir un apartado que te cubra en casos de accidente o rescate. Con deporte de riesgo nos referimos a escalada, alpinismo, surf…

No sería necesario si vas a jugar al fútbol, baloncesto, tenis o cualquier otro deporte de este estilo.

No te lo pienses, viaja siempre con seguro, que lo barato puede acabar saliendo caro.

Deja un comentario